Inicio > Alicante > Más espinas que rosas en el camino de Mamadou

Más espinas que rosas en el camino de Mamadou

jueves, agosto 16, 2007 Deja un comentario Go to comments

El senegalés regularizado por su humanidad no encuentra cuarto de alquiler, se agota cada día en los viveros bajo un intenso calor y la mayoría del jornal debe enviarlo para hospitalizar a su hermana
Mamadou Keinde obtuvo la regularización el pasado 12 de julio por una vía extraordinaria que premiaba su gesto humanitario al arriesgarse por salvar la vida de un jubilado que se ahogaba en una playa de Guardamar del Segura. Muchas cosas han cambiado desde entonces para él. El senegalés, de 34 años, resume así su impresión sobre la experiencia en España: «La vida es muy difícil para las personas en Europa. La gente trabaja todo el día, y no tiene tiempo de estar con su familia».

El inmigrante que revivió la historia de Alou, el joven compatriota que socorrió a una niña mordida por un pez un año antes, parece poseer esa capacidad de sorpresa que sólo tienen los viajeros. Como sucede con otros senegaleses, a pesar de la barrera de un idioma que aprende con esfuerzo, a veces hablar con él es como leer un buen libro de filosofía y salir por un momento de las prisas del trabajo diario.

Mamadou lleva una vida dura, pero siempre habla desde el agradecimiento y la humildad. Así se lo ha inculcado esa educación de respeto que es bandera común de la que se sienten orgullosos todos los senegaleses. Para él, España es un país de acogida. El país que quiso premiar con una regularización extraordinaria su decisiva intervención en el rescate del pasado 6 de junio.

Cuando se cumple casi un mes desde que Mamadou se incorporó a su primer trabajo legal en España, el senegalés pelea diariamente por sostener la «vida normal» con la que soñaba cuando decidió abandonar su país de origen. Esta semana ha cumplido uno de los últimos trámites que le separan de la obtención de su tarjeta de residencia temporal en España, estampando su huella digital en un documento que deberá guardar en adelante como oro en paño. De ese carné dependerá su tranquilidad en el futuro y lo sabe muy bien. Con el tiempo, cuando haya ahorrado lo suficiente y su empresa le permita tomar vacaciones, podrá viajar hasta Senegal y conocer a su hija Amy, que nació cuando su padre se había marchado del país con la esperanza de poder proporcionar a sus tres niños la seguridad económica que él perdió desde los nueve años.

Gracias a ese documento, que recogerá dentro de un mes, podrá salir de España sin el miedo de no poder regresar para seguir trabajando. Por ese motivo, Mamadou realiza con paciencia todos los trámites y papeleos necesarios para lograr la plena integración en su país de acogida, aunque no deja de expresar su sorpresa «por la cantidad de papeles que hay que firmar». Leer más LA VERDAD ALICANTE


  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: