Archivo

Posts Tagged ‘carnaval’

Alicante, comienza el carnaval

miércoles, enero 30, 2008 Deja un comentario

Leer más en 20 MINUTOS 30/enero/2008
carnaval-ya.jpg

  • Correfocs y Nanos i Gegants, entre los actos previstos.
  • Las verbenas amenizarán el sábado ramblero.
  • Programa de actos:

    Arqueologías urbanas: decorarán varias plazas de la ciudad (rotonda de la Gran Vía, México, plaza de España, de la Estrella y Alcalde Agatángelo Soler) Hoy se acaban de instalar. La más significativa de todas es El Toro 08, que engalanará todos los balcones de la plaza del Ayuntamiento. Rinde tributo al famoso toro de Osborne por su 50 aniversario.

    Correfoc carnavalero: desde la plaza de Castellón hasta San Nicolás. Mañana, a partir de las 22 horas.

    Nanos i Gegants: desde la Rambla a Calderón de la Barca. El viernes a las 21.30 h.

    Pregón de carnaval: titulado La más-cara, a las 22 horas, representado por la Foguera Florida-Portazgo. En la plaza del Mercado.

    Domingo de resaca: dará paso a animaciones infantiles en la Explanada (día 3)

    Entierro de la sardina: procesión que pondrá fin a los carnavales alicantinos (el miércoles 6 a las 21 horas)

    Artículos relacionados

Categorías:Alicante Etiquetas: , ,

EL ENTIERRO DE LA SARDINA es la victoria de don Carnal

miércoles, enero 30, 2008 1 comentario

Carnaval. El Entierro es la victoria de don Carnal sobre doña Cuaresma, es una fiesta pagana, de la mitología y del fuego, y es una noche mágica de visita obligada a las ciudades y pueblos de Alicante

ORIGEN DEL ENTIERRO

el_entierro_de_la_sardina.jpg

El rey Carlos III celoso guardián de las tradiciones cristianas, se le ocurrió organizar una fiesta un Miércoles de Ceniza, con el propósito de que el pueblo cumpliera con el deber de no comer carne durante la Cuaresma. A la fiesta, mandó llevar sardinas para paliar el hambre, pero hizo tanto sol ese día que empezaron a descomponerse hasta el punto de que el mal olor que desprendían impidió que se pudieran comer. Fuera porque los transportistas se hubiesen declarado en huelga, o porque hubiera alguna cláusula de lentitud en el tratado pesquero de la época, cuando los cocineros destaparon las cajas de sardinas se desprendió tal hedor que Su Graciosa Majestad revocó la primera orden y dio una segunda: que las sardinas fueran enterradas inmediatamente en la Casa de Campo, donde seguiría la fiesta. Este hecho, lejos de aguar la fiesta, la animó, ya que el pueblo organizó, con no poco buen humor, el entierro de las sardinas putrefactas y, con ello, se deshicieron de su mal olor. En vez de cumplir con el proyecto inicial de enterrar la carne, los madrileños de entonces enterraron el pescado.Y allí se inició la tradición del entierro de la sardina. Desde entonces, año tras año, se celebra esta curiosa procesión.

Óleo de Francisco de Goya “El entierro de la sardina”

RENACIMIENTO DE LA TRADICIÓN.

El renacimientos del Entierro de la Sardina se remonta a mediados del siglo XIX, cuando un grupo de estudiantes de Madrid, que se reunían en la rebotica de la Farmacia de San Antón, decidieron formar un cortejo fúnebre presidido por una sardina, que simboliza el ayuno y la abstinencia, queriendo revivir el festejo carnavalesco que se celebraba en Madrid el Miércoles de Ceniza. Tal vez, lo que nunca pensaron es en las inmensas proporciones y popularidad que, andando el tiempo, renacería esta fiesta.

Cartel Autor Angel Antonio Rodríguez Solla

Significación social
En un principio, esta antigua celebración se estableció por motivos religiosos, ya qué originalmente el día de inicio de la Cuaresma se acostumbraba enterrar un costillar de cochino, al cual se le daba el nombre de sardina, para simbolizar la prohibición de comer carne durante esos días. Hay quienes aseguran que en el pasado, el Entierro de la Sardina era un ritual para atraer la abundancia de la pesca y la fertilidad de los animales, ante un nuevo ciclo de producción. El Carnaval es tiempo de libertades, de hacer todo lo que normalmente está prohibido, y el Entierro de la Sardina no escapa a esta condición pues también tiene características de irreverencia, inversión de roles y relajamiento. Es una oportunidad propicia para expresar libremente y en tono humorístico la crítica a las autoridades y normas sociales a través de la sátira. Al lanzar la Sardina al mar o incinerarla se cierra el ciclo festivo del Carnaval, para su repetición el próximo año.

El entierro.

Cartel carnaval08_peq.jpgAutor: JAVIER ANDREU GARCÍA

El Entierro de la Sardina es una manifestación de gran participación popular que se desarrolla para cerrar el ciclo de las festividades carnavalescas. Consiste en una parodia en la cual se simula el paso del entierro de una sardina por las calles de laciudad. El esquema originario de la representación cuenta con “los pícaros hombres” que harán el papel de viudas de la Sardina. Van en procesión encabezada por un Fiscal cuyo papel consiste en despejar las calles del tránsito para que el resto del cortejo pueda movilizarse. Los siguen el Sacerdote, el Monaguillo y el grupo que conduce la carroza fúnebre, fabricada con una estructura de madera adornada con palmas, flores y ofrendas, en cuyo interior se encuentra la figura de una Sardina hecha de cartón pintado y escarchado. Las viudas van atrás, confesando sus pecados carnales ante el falso Sacerdote y lamentando la muerte de la Sardina con gritos y llantos fingidos. El personaje del Diablo intenta obstaculizar el paso del entierro para sacar a la Sardina de sus andas y raptarla, pero un supuesto grupo de policías fingirá mantener el orden hasta llegar a la plaza, donde se intensifica la euforia colectiva. Allí puede incinerarse o proseguir el recorrido por las calles culmina con un paseo por la avenida que bordea el mar, donde al anochecer lanzarán la Sardina ante el clamor de las viudas, para devolverla al agua y cerrar así el ciclo carnavalesco hasta el próximo año.

Categorías:Alicante Etiquetas: , ,

Batalla de Don Carnal y Doña Cuaresma

sábado, enero 26, 2008 Deja un comentario

LA BATALLA DE DON CARNAL Y DOÑA CUARESMA

Los festejos carnavalescos evocan a Juan Ruiz, Arcipreste de Hita; y su compleja obra, el Libro de Buen Amor, escritor del siglo XIV que sabe conjugar la alegría del vivir con la seriedad moralizadora del clérigo, junto a una clara intención didáctica.

La “Batalla de don Carnal y doña Cuaresma” es una parodia de la épica, los ejércitos de don Carnal y de doña Cuaresma están compuestos por diferentes manjares de carne y de pescado, respectivamente, que se atacan y matan. El ejército de don Carnal es vencido, y su jefe encarcelado; pero el Domingo de Ramos logra escapar, al tiempo que doña Cuaresma desaparece. Y entonces don Carnal -en un pasaje en el que la sátira antieclesiástica se hace patente- es recibido con grandes honores por distintos representantes de la clerecía.

Resumen de las estrofas 1067 a 1172:

Recibe una carta Don Carnal invitándole a entablar batalla con Doña Cuaresma y acepta el reto. Don Carnal conforma su ejercito de carne: gallinas, perniles, conejos, capones, ánades, costillas de carneros, patas de cerdo, patos, cecinas, tocino, vacas..etc…come y bebe hasta hartarse y a media noche llega Doña Cuaresma con su tropa de la mar y se organiza la divertida batalla entre los dos ejércitos:

Cuando vino la noche, ya después de la cena,
cuando todos tenían la talega bien llena,
para entrar en contienda con la rival serena,
dormidos se quedaron todos enhorabuena…..

Hacia media noche, en medio de las salas,
entró Doña Cuaresma, !Señor, Dios Tú nos valgas!
Dieron voces los gallos y batieron sus alas;
a Don Carnal llegaron estas noticias malas.

Todos amodorrados fueron a la pelea;
forman las unidades más ninguno guerrea.
La tropa de la mar bien sus armas menea
y lanzáronse a herir todos diciendo:-”!Ea”!

El primero de todos que hirió a Don Carnal
fue el puerro cuelliblanco, y dejolo muy mal,
le obligó a escupir flema; esa fue la señal.
Pensó Doña Cuaresma que era suyo el real.

Vino luego en su ayuda la salada sardina
que hirió muy reciamente a la gruesa gallina,
se atravesó en su pico ahogándola aína.
después, a don Carnal quebró en capellina.

Vinieron muchas mielgas en esta delantera,
los verdeles y jibias son, de fanco, barrera;
dura está la pelea, de muy mala manera,
Caía en cada bando mucha mollera.

De parte de Valencia venían las anguilas**
saladas y curadas, en grandes manadillas;
daban a don Carnal por entre las costillas,
las truchas de Alberche dábanle en las mejillas.

Andaba allí el atún, como un bravo león,
encontró a don Tocino, díjole gran baldón
si no es por la cecina que desvió el pendón
a don Lardón le dieron en todo el corazón…..

Continua…

**Los salazones del Reino de Valencia eran ya muy valorados en el siglo XIV.

Nota: La “Batalla de don Carnal y doña Cuaresma” está compuesta por 247 estrofas de 4 versos, con un total de 988 versos alejandrinos (escrito todo él en cuaderna vía, la estrofa culta preferida por los poetas del Mester de Clerecía)

LA BATALLA DE DON CARNAL Y DOÑA CUARESMA