Archive

Posts Tagged ‘Derechos Humanos’

Inmigrantes trabajando en situación de esclavitud

Viernes, noviembre 28, 2008 Deja un comentario

“Sólo podíamos ir al baño una vez al día”

Cinco marroquíes denuncian a un patrón por “esclavitud manifiesta”

LIDIA JIMÉNEZ – Cartaya – 28/11/2008- El País

Mohammed, Khalip y Chahid querían una vida mejor. Por eso, cuando un empresario les ofreció el pasado mayo viajar a España, a la localidad onubense de Cartaya, desde Marruecos, dijeron que sí sin dudarlo. Cobrarían 1.500 euros al mes, el triple de lo que recibían en Tánger. El trabajo era el mismo: taller de corte y confección. Lo que encontraron fueron palizas constantes por parte del patrón (también marroquí), 15 horas sin parar de trabajar y abusos verbales y psicológicos. El salario prometido se quedó en 200 euros por dos meses. Y a dividir entre cinco. Los mismos que presentaron una denuncia a la Guardia Civil. Ahora, el “jefe peligroso”, como ellos lo llaman, está imputado por delitos contra la libertad de los trabajadores, de amenazas, lesiones y estafa.

“Sólo podíamos ir al baño una vez en todo el día”, aseguraba uno de los tres trabajadores marroquíes que deambulaban ayer por el pueblo. “Si levantaba la cabeza de la máquina, me daba un golpe fuerte”. “Entrábamos a la habitación [el supuesto taller] a las ocho de la mañana y salíamos a medianoche”. Con la mirada perdida y un español escasísimo, sólo acertaban a decir: “Trabajar y trabajar, pero dinero nada”. Prefieren esconderse en un portal por si “el jefe” pasa por la calle. No vive muy lejos.

“Lo que se ha producido aquí es un hecho manifiesto de esclavitud”, resume Fernando Osuna, el abogado que les lleva el caso.

“En Tánger teníamos un contrato con la empresa textil Solinge. Hacíamos ropa para exportar a Europa. Teníamos un buen trabajo”, explicaba ayer Khalip, de 30 años. “Pero pensamos que aquí era mejor porque cobrábamos el triple”, continúa Mohammed. Con las manos en los bolsillos y la cabeza baja, confiesan que tienen hambre. “Hay que esperar el juicio y mientras tanto no podemos trabajar en nada. ¿Cómo pago un café del bar?”, se pregunta. Khalip enseña su permiso de residencia. Se lee: Confección Industrial. “¿Ves? Sólo puedo trabajar en eso”. Mohammed llevaba 17 años en la empresa de Tánger. “Tengo 35 años, una mujer y tres hijos pequeños. Ellos me preguntan: ‘Papá, ¿cuándo regresas?’. ¿Y qué digo yo, eh? Trabajar, sí, pero dinero no. No soy hombre listo”. Khalip asiente a su lado. “No teníamos que haber venido”, consigue decir entre francés y árabe.

Situación dramática

Así describió la Guardia Civil la situación de los trabajadores:

– El empresario cobró 7.000 euros a cada uno de ellos por darles trabajo.

– Trabajaban 15 horas en un local de 60 metros cuadrados sin ventilación.

– Podían ir una vez al baño y la segunda vez no les dejaba.

– Iban a cobrar 1.500 euros al mes, pero por dos meses les pagó 200 a repartir entre cinco.

– Les escupía a la cara, les insultaba y les daba patadas.

Un trabajador con diarrea fue más de una vez al lavabo. Al darse cuenta el empresario, lo sacó del cuarto de baño, sin limpiarse, y lo sentó a trabajar.

Niños y jóvenes defienden los Derechos Humanos en las Cortes Valencianas

Martes, octubre 14, 2008 Deja un comentario

EFE
60º ANIVERSARIO DE SU DECLARACIÓN UNIVERSAL

VALENCIA.- Un centenar de alumnos de Infantil, Primaria y Secundaria de 12 centros educativos de la Comunidad Valenciana han ocupado este lunes los escaños de las Cortes para defender los Derechos Humanos, en el sexagésimo aniversario de la aprobación de su Declaración Universal, en 1948.

La presidenta de la Cámara, Milagrosa Martínez, ha presidido un acto en el que han participado el conseller de Inmigración y Ciudadanía y presidente de la Fundación de Derechos Humanos, Rafael Blasco, y el Síndic de Greuges en funciones, Carlos Morenilla, así como los portavoces de los grupos parlamentarios.

Blasco y Morenilla han sido los encargados de entregar los premios del concurso de dibujo sobre Derechos Humanos organizado por la Sindicatura, en el que este año han participado un total de 10.000 escolares, lo que supone el doble de los presentados el año pasado.

Los ganadores han sido diez alumnos de varios colegios e institutos de Benidorm, Alfafar, Castellón, Ontinyent, Sueca, Vila-real y l’Alcora, quienes ha recogido sus diplomas en el hemiciclo de las Cortes.

Antes de entregar estos premios, varios estudiantes han pasado por el atril de la Cámara en parejas, para dar lectura a los 30 artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, incluido su preámbulo, una actividad que este año cumple su sexta edición.

La presidenta de las Cortes ha destacado la importancia de este acto y ha considerado que la Cámara autonómica es el “lugar idóneo” para celebrarlo, por tratarse del espacio donde se “defienden y garantizan los derechos de los ciudadanos”, a través de la elaboración de leyes.

Martínez ha agradecido la asistencia de los alumnos a este acto, a quienes ha dicho que con su trabajo han demostrado “una gran sensibilidad hacia los derechos humanos” y les ha animado a conseguir que la Declaración Universal de los Derechos Humanos “siga siendo el motor de progreso de la sociedad”.

Por su parte, el conseller de Inmigración y Ciudadanía ha resaltado la importancia de que este concurso haya reunido a niños y jóvenes de diez nacionalidades distintas, a quienes ha pedido que en su vida cotidiana se sitúen “en un plano de igualdad” con las personas que les rodean.

El Síndic de Greuges también ha felicitado a los estudiantes por su colaboración en la difusión de los derechos fundamentales de las personas y les ha invitado a conocer la institución que dirige para que conozcan mejor el papel de la Sindicatura en la defensa de estos derechos.