Archivo

Posts Tagged ‘DESERTIFICACIÓN’

Plantación de 45.millones de árboles y creación de 670.000 empleos

Viernes, septiembre 12, 2008 1 comentario


El Gobierno plantará 45 millones de árboles hasta 2012 que reforestarán 61.000 hectáreas

El plan costará más de 90 millones de euros y generará 670.000 empleos

Los 45 millones de árboles que el Gobierno prometió plantar para combatir la deforestación ocuparán más de 61.000 hectáreas y se sembrarán entre 2009 y 2012. El plan, aprobado hoy por el Consejo de Ministros, tendrá un coste de más de 90 millones de euros y generará más de 670.000 puestos de trabajo, dando trabajo a 2.997 personas al año, según ha anunciado la ministra de Medio Ambiente, Rural y Marítimo, Elena Espinosa.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Espinosa ha señalado que la inversión prevista “da idea de la apuesta del Gobierno por la defensa y la protección de la biodiversidad” y ha apuntado, además, que “creará nuevos puestos de trabajo asociados a esa tarea”.

Espinosa ha explicado que la reforestación afectará a especies arbóreas autóctonas de la flora peninsular, balear y canaria, y se realizará en una superficie total de 61.300 hectáreas.

Entre los efectos más específicos de este proyecto se encuentra la fijación del carbono atmosférico, la lucha contra el cambio climático, así como la mitigación de la desertificación, lo que permitirá reducir el nivel de riesgo de erosión al consolidar y recuperar la potencialidad del suelo. En cuanto a la fijación de carbono atmosférico, Medio Ambiente la calcula a largo plazo en una cantidad que se puede estimar en 3,6 millones de toneladas de CO2.

Igualmente, la plantación repercutirá en la recuperación e incremento de la biodiversidad y de los ecosistemas autóctonos, en la mejora y preservación del paisaje, y en la consolidación de corredores ecológicos.

Con este Plan, según Espinosa, se da respuesta a los compromisos asumidos por España en los campos de la biodiversidad y de la lucha contra la desertificación y el cambio climático, al tiempo que se emplea al capital humano excedentario de otros sectores.

Alicante, la erosión afecta la 45% del terreno (PAND)

Jueves, septiembre 4, 2008 Deja un comentario

La Comisión Nacional del Clima ha alertado sobre los impactos negativos del cambio climático, de tal forma que las zonas con mayores problemas de falta de agua sufrirán las peores consecuencias. En España, un 18% del territorio nacional sufre un riesgo alto o muy alto de desertificación, mientras que otro 19% presenta un nivel medio, aunque en casos como la provincia de ALICANTE , Murcia y Almería, la erosión afecta ya al 45% del terreno.


Ante esta perspectiva, el Ministerio de Medio Ambiente, Marino y Rural ha puesto en marcha el Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación (PAND), un compendio de medidas destinadas a frenar la degradación del territorio y ha arbitrado también un amplio paquete de medidas, entre las que incluye el Observatorio de la Desertificación.

La sequía extrema acecha al 37% del territorio español
– El Gobierno tarda cinco años en aprobar el Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación

Agencias20/08/2008

España se seca. Un 18% del territorio corre un riesgo alto o muy alto de desertificación; otro 19%, un peligro medio. Ésa es la realidad y el punto de partida del Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación (PAND) del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino, que acaba de entrar en vigor tras su publicación ayer en el BOE.  Ahora la amenaza de la desertificación alcanza el 37%.

Foto del Departamento de Ecología Universidad de Alicante ( ALbatera) Refosrestación

Su principal objetivo es el desarrollo sostenible de las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas de España. Para ello se trata de prevenir y reducir la degradación de las tierras, así como rehabilitar terrenos parcialmente asolados y recuperar espacios desertificados.

Tampoco sorprenden las medidas propuestas. La parte más concreta del texto trata de la recuperación de la cubierta vegetal y de los cauces de los ríos, primeras medidas para combatir el avance del desierto. Para ellose sugiere lo siguiente: “Repoblación forestal con especies autóctonas” para “contribuir a la reconstrucción de una vegetación estable y madura con respecto a las condiciones del lugar” y “tratamientos selvícolas de las masas forestales protectoras existentes” para “mejorar el tamaño, la densidad y la cobertura del suelo que proporciona la vegetación, garantizando su estabilidad, calidad y diversidad”. Se propone además la “gestión del matorral mediterráneo”, la “ordenación del pastoreo”, la protección de los “buenos suelos productivos” o los “suelos en cultivos de áreas de montaña mantenidos por razones sociales”, y la construcción de “diques y otras obras de estabilización de cauces torrenciales”.

Clasificación por zonas

El PAND identifica tres zonas donde el fenómeno de la desertificación es más acusado: la parte oriental del archipiélago canario (Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura), las tres provincias del sureste y la parte de la llanura manchega que comprende la provincia de Albacete (con un 6,88% de su superficie con riesgo muy alto de desertificación) y Ciudad Real (un 11,39%). Entre los principales factores que amenazan la sostenibilidad de los sistemas agronómicos manchegos destacan la sobreexplotación de sus acuíferos y la degradación de sus humedales. En Castilla y León el porcentaje de riesgo catalogado como alto o muy alto es del 4,15% de la superficie total.

El aumento de 1ºC de la temperatura y una disminución del 5% en las precipitaciones podrían suponer en estas áreas un descenso de las aportaciones en estas áreas cercano al 20%. Si estos valores continuaran incrementándose, se llegaría a situaciones relamente extremas.

Por su parte Ecologistas en Acción ha criticado el Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación (PAND) porque “llega con diez años de retraso y con un contenido insuficiente”, ya que no reconoce “la pérdida irreversible de suelo fértil debido al desarrollo urbanístico y a la construcción de infraestructuras”.

Un estudio refleja que sólo el 10% de la bahía de Alacant está sin urbanizar 10/12/2006 LEVANTE

La organización subraya que los principales problemas de erosión se centran en áreas agrícolas por prácticas inapropiadas y considera “llamativa y contradictoria la aparente preocupación por la posible erosión en zonas de baja calidad agrícola, cuando los suelos fértiles de los valles agrícolas desaparecen de forma acelerada e irreversible con las recalificaciones y autovías.

En su opinión, el PAND centra sus actuaciones en la lucha contra la erosión en los ámbitos de la agricultura, la política forestal y la política de aguas. Sin embargo, no supone una estrategia que incorpore todas las causas de la desertificación, ni tampoco las medidas para luchar contra este fenómeno.

En el documento se recogen partidas ya invertidas en el Plan Hidrológico Nacional y el de Desarrollo Rural, pero no se da una cifra de lo que costará. Sólo en esos dos campos la inversión llegará a los 26.000 millones de euros, aunque no toda tendrá que ser una nueva aportación, porque parte ya estaba presupuestada en esos planes.

Iniciativas nuevas y antiguas

La lucha contra la desertificación no se puede abordar sólo desde el Gobierno central. El nuevo programa incluye iniciativas que ya estaban en marcha y otras de nueva creación. Éstas son algunas.

Plan Hidrológico Nacional. La gestión del agua es clave. Sus actuaciones se centran en dos aspectos: modernización de regadíos, para consumir menos y mejor, y la restauración hidrológico-forestal (repoblaciones, limpieza de cauces). Las partidas para 2008-2010 suman 6.533 millones de euros.

Observatorio de la desertificación. De nueva creación, será el encargado de vigilar, alertar y diseñar actuaciones para corregir las situaciones que se vayan detectando. Estará compuesto por “miembros de las administraciones públicas, estatales y autonómicas, grupos sociales, profesionales, técnicos y científicos”.

Plan de Gestión Agroambiental. Todas las explotaciones deberán presentar a las comunidades este plan. En él, se indicará la explotación de los rastrojos, se incluye la prohibición de roturar en zonas con más del 10% de pendiente, o limitar el número de animales por hectárea.