Archivo

Posts Tagged ‘“El Quijote”’

EL QUIJOTE , FONT DE MORA y la EPc

Jueves, octubre 2, 2008 Deja un comentario

Desde que Apolo fue Apolo, y las musas musas, y los poetas poetas, tan gracioso ni tan disparatado ejemplo no se ha compuesto”-murmuró el Quijote…

Y lanzándose sobre todos exclamó: “Non fuyais cobardes y viles criaturas, que un sólo hombre es el que os acomete”… mientras no lejos de allí, Alejandro Font de Mora arremetío con que los centros concertados darán Ciudadanía en inglés o perderán las ayudas porque Ciudadanía induce a los niños a votar socialista

-(Pero, ¿votan los niños?… ) Zas, clap, krrrsssschpooom!

“No le dije yo a vuestra merced que mirara bien lo que hacía, que no eran sino molinos de vientos, y nos lo podía ignorar sino quién llevase otros tales en la cabeza?–  replicó Sancho.

NOTICIAS RELACIONADAS

Padres de alumnos de once centros públicos recurren EpC en inglés

Los padres de 268 alumnos de once centros públicos de Valencia y provincia han trasladado a su federación (FAPA) recursos individuales contra la impartición de la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) en inglés y para que se enseñe en las lenguas oficiales de la Comunitat.

“El inspector de Educación nos humilló y nos trató como si fuéramos basura”

Dos profesores insumisos a la Ciudadanía traducida al inglés relatan su situación

Categorías:Alicante Etiquetas: , , ,

Lectura internacional del Quijote

Jueves, abril 24, 2008 Deja un comentario

El Premio Cervantes 2007, Juan Gelman, inicia la XII Lectura Continuada del Quijote en Madrid. En la Universidad de Alicante se halla la Biblioteca Virtual MIguel de Cervantes en enlaces de este blog se entra la fonoteca de la misma y se puede oír por capítulos todo “El Quijote ” con sólo hacer un clic.

‘En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme’… Con esta famosa frase que inicia el Quijote, el ganador del Premio Cervantes 2007, el poeta argentino Juan Gelman a la ya habitual Lectura continuada del Quijote, ante un abarrotado Salón de Columnas del Círculo de Bellas Artes de Madrid que conmemorará su duodécima edición hasta el día 25 de abril.

La directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, y el director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, participaron también en la lectura. El galardonado con el Cervantes 2006, Antonio Gamoneda, fue el encargado de iniciar el segundo capítulo de la obra cervantina. Distintos miembros de la junta directiva del CBA se unieron también a la conmemoración.
ACTIVIDADES EN TORNO A LA LECTURA CONTINUADA.
El presidente del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, quiso asimismo intervenir en el ya habitual evento anual y consiguió levantar una sonada risa del público al tocarle leer uno de los fragmentos en los que se hacía alusión a ‘la fuerza y energía de las mujeres mozas que llaman del partido’.


La lectura estuvo acompañada por una traducción del Quijote a lenguaje de sordos así como con la disposición de un espacio habilitado para personas ciegas. El CBA estimó que en las 48 horas de lectura interrumpida intervendrán más de 2.000 lectores y visitarán el centro más de 6.000 personas. Algunos de sus capítulos se leerán con el apoyo de numerosos países y serán transmitidos de manera simultánea a través de conexiones telefónicas y videoconferencias. Lima, Praga, Nueva York, Puerto Rico, Kuala Lumpur, Manila, Tokio, Paraguay, Perú o México serán algunos de los países que participarán en la lectura.
El ganador del II Premio Internacional del Círculo de Bellas Artes, Didi-Huberman, será el encargado de cerrar la lectura continuada de este año sobre las 12.00 horas del miércoles.

NOTA: en el enlace de este blog puede oír el capítulo que desee de esta maravillosa obra Universal, “EL Quijote ” con sólo dar un clic.

Categorías:Alicante Etiquetas: , ,

Carta de amor de don Quijote a Dulcinea. Día del libro

Miércoles, abril 23, 2008 Deja un comentario

Una rosa y un libro.

Soberana y alta señora:

El ferido de punta de ausencia y el llagado de las telas del corazón, dulcísima Dulcinea del Toboso, te envía la salud que él no tiene. Si tu fermosura me desprecia, si tu valor no es en mi pro, si tus desdenes son en mi afincamiento, maguer que yo sea asaz de sufrido, mal podré sostenerme en esta cuita, que, además de ser fuerte, es muy duradera. Mi buen escudero Sancho te dará entera relación, ¡oh bella ingrata, amada enemiga mía!, del modo que por tu causa quedo. Si gustares de acorrerme, tuyo soy; y si no, haz lo que te viniere en gusto; que, con acabar mi vida, habré satisfecho a tu crueldad y a mi deseo.

Tuyo hasta la muerte,

El Caballero de la Triste Figura.


Las telas del corazón: lo más íntimo y sensible de nuestro ser.
Maguer: aunque (arcaísmo)
Asaz: bastante (arcaísmo)
Cuita: aflicción, trabajo o necesidad extrema

El Quijote en el Día del Libro

Miércoles, abril 23, 2008 Deja un comentario
Una rosa y un libro.

CAPÍTULO XLI


De la venida de Clavileño, con el fin de esta dilatada aventura


…..A esto dijo la duquesa:
-Sancho amigo, mirad lo que decís; que, a lo que parece, vos no vis­teis la tierra, sino los hombres que andaban sobre ella; y está claro que si la tierra os pareció como un grano de mostaza y cada hombre como una avellana, un hombre sólo había de cubrir toda la tierra.
-Así es verdad -respondió Sancho-; pero, con todo eso, la descubrí por un ladito, y la vi toda.
-Mirad, Sancho —dijo la duquesa-, que por un ladito no se ve el todo de lo que se mira.
-Yo no sé esas miradas -replicó Sancho-; sólo sé que será bien que vuestra señoría entienda que, pues volábamos por encantamento, por encantamento podía yo ver toda la tierra y todos los hombres por doquiera que los mirara; y si esto no se me cree, tampoco creerá vuestra merced cómo, descubriéndome junto a las cejas, me vi tan junto al cielo, que no había de mí a él palmo y medio, por lo que puedo jurar, señora mía, que es muy grande además. Y sucedió que íbamos por parte donde están las siete cabrillas “, y en Dios y en mi ánima que como yo en mi niñez fui en mi tierra cabrerizo, que así como las vi, ¡me dio gana de entreténerme con ellas un rato. Y si no lo cumpliera a mí me parece que reventara. Vengo, pues, y tomo, y ¿qué hago? Sin decir nada a nadie, ni a mi señor tampoco, bonita y pasitamente me apeé de Clavileño y me entretuve con las cabrillas, que son como unos alhelíes y como unas flores, casi tres cuartos de hora, y Clavileño no se movió de un lugar, ni pasó adelante.
-Y en tanto que el buen Sancho se entretenía en las cabras -preguntó el duque-, ¿en qué se entretenía el señor don Quijote?
A lo que don Quijote respondió:
–Como todas estas cosas y estos tales sucesos van fuera del orden na­tural, no es mucho que Sancho diga lo que dice. De mí sé decir que ni me descubrí por alto ni por bajo, ni vi el cielo, ni la tierra, ni el mar, ni lasarenas. Bien es verdad que sentí que pasaba por la región del aire, y aun que tocaba a la del fuego, pero que pasásemos de allí no lo puedo creer, pues estando la región del fuego entre el cielo de la luna y la última re­gión del aire, no podíamos llegar al cielo donde están las siete cabrillas (*)que Sancho dice, sin abrasarnos; y pues no nos asuramos aa, o Sancho miente, o Sancho sueña.
-Ni miento ni sueño -respondió Sancho-; si no, pregúntenme las se­ñas de tales cabras, y por ellas verán si digo verdad o no.
-Dígalas, pues, Sancho -dijo la duquesa.
—Son -respondió Sancho- las dos verdes, las dos encarnadas, las dos azules, y la una de mezcla.
-Nueva manera de cabras es ésa -dijo el duque-, y por esta nuestra región del suelo no se usan tales colores; digo, cabras de tales colores. -Bien claro está, eso -dijo Sancho-; sí, que diferencia ha de haber de las cabras del cielo a las del suelo.
-Decidme, Sancho -preguntó el duque-: ¿visteis allá entre esas cabras algún cabrón?
-No, señor -respondió Sancho-; pero oí decir que ninguno pasaba de los cuernos de la luna.
No quisieron preguntarle más de su viaje, porque les pareció que Ilevaba Sancho bastante hilo de pasearse por todos los cielos, y dar nuevas de cuanto allá pasaba sin haberse movido del jardín.
En resolución, éste -fue el fin de la aventura de la dueña Dolorida, que dio que reír a los duques, no sólo en aquel tiempo, sino en el de toda su vida, y que contar a Sancho siglos, si los viviera; y llegándose don Quijote a Sancho, al oído le dijo:
-Sancho, pues vos queréis que se os crea lo que habéis visto en el ciclo, yo quiero que vos me creáis a mí lo que vi en la cueva de Montesinos. Y no os digo más.

(* ) Constelación de las Pleyades

Categorías:Alicante Etiquetas: , ,