Archivo

Posts Tagged ‘«escritores alicantinos»’

. EL AMOR EN POEMAS DE ALICANTE: MIGUEL HERNÁNDEZ

jueves, febrero 14, 2008 Deja un comentario

Del poeta Miguel Hernández, de Orihuela, Alicante.


MIS OJOS, SIN TUS OJOS

Mis ojos, sin tus ojos no son ojos,
que son dos hormigueros solitarios,
y son mis manos sin las tuyas varios
intratables espinos a manojos.

No me encuentro los labios sin tus rojos
que me llenan de dulces campanarios,
sin ti mis pensamientos son calvarios
criando cardos y agostando hinojos.

No sé que es de mi oreja sin tu acento,palmeras.jpg
ni hacia qué polo yerro sin tu estrella,
y mi voz sin tu trato se afemina.

Los olores presagio de tu viento
y la olvidada imagen de tu huella,
que en ti principia, amor, y en mi termina.

Miguel Hernández

Pintada, no vacia
pintada esta mi casa
del color de las grandes
pasiones y desgracias.
Regresara del llanto
adonde fue llevada
con su desierta mesa
con su ruidosa cama.

Floreceran los besos
sobre las almohadas.
Y en torno de los cuerpos
elevara la sabana
su intensa enredadera
nocturna, perfumada.

El odio se amortigua
detras de la ventana.
Sera la garra suave.
Dejadme la esperanza.
Miguel Hernandez


CANCIÓN PRIMERA

Se ha retirado el campo
al ver abalanzarse
crispadamente al hombre.

Que abismo entre el olivo
y el hombre se descubre!

El animal que canta:
el animal que puede
llorar y echar raices,
rememoro sus garras.

Garras que revestia
de suavidad y flores,
pero que, al fin, desnuda
en toda su crueldad.

Crepitan en mis manos.
Aparta de ellas, hijo.
Estoy dispuesto a hundirlas,
dispuesto a proyectarlas
sobre tu carne leve.

He regresado al tigre.
Aparta, o te destrozo.

Hoy el amor es muerte,
y el hombre acecha al hombre.
Miguel Hernández

Alicante, imágenes y palabras caminando hacia el olvido

sábado, febrero 2, 2008 Deja un comentario
ginjoler.jpg… «Buena sonaja de molinos; olor de harinas y salvados; olor de almazaras; olor de higueras, de naranjos, de maíces y cáñamos….Llegaba de la vega el aliento del Segrall, allí río crecido, del todo agrícola y caminante.

Casas de hacenderías. Casalicio de los señores. Porches y pilares con cuelgas de mazorcas. Estufas de capullos de la seda. Cañizos. En los zafariches se enjugaban los trigos, las ñoras, las cebadas. Al sol de las eras secaban sus meollos los calabazones de odre, las calabacillas , las calabazas rotundas de cortezas de callo.
Viejos cipreses de aguja húmeda de cielo; su sombra, aceitada de antigüedad, y en el cerrado follaje el ruiseñor de todas las primaveras.
Romeros, jazmines, laureles; el aljibe con toldo de rosales. Jabardillos de palomas y golondrinas que revuelan redondamente y algunas descansan en las mismas gárgolas de las palomas y golondrinas de

ginjoler.jpg

antaño.
Calma de los insignes olivares. Sembradío, almendros y viñar que suben los oteros y bajan los barrancos; y en las lindes, los setos de granados; las pitas con sus espadones dentellados y sus candelabros de tortas en flor; las chumberas, retorciendo sus codos de rebanadas verdes que dan en el borde de los erizos de los higos..».

Descripción de la vega de Olaza- trasunto literario de Orihuela-. Autor.GABRIEL MIRÓ

ENRIQUE CERDÁN TATO, escritores alicantinos

sábado, enero 19, 2008 Deja un comentario

cerdan-tato.jpg

ENRIQUE CERDÁN TATO, veterano periodista y escritor, cronista oficial de la ciudad de Alicante y miembro de la Comisión Cívica para la Recuperación de la Memoria Historia de Alicante, «Es autor, entre otras colaboraciones y estudios históricos, del libro La lucha por la Democracia en Alicante». Homenajeado y querido por los alicantinos.

Su calidad literaria se revela en las palabras del poeta y crítico literario Ángel L. Prieto de Paula
… «Cuando sobre un escritor va lloviendo el maná de los premios y las distinciones, algunos lectores sienten la tentación, injusta aunque explicable, de dar la espalda a una literatura que apenas si son capaces de percibir bajo el oropel —algunas veces el oro— de las condecoraciones.
Ello, sobre todo, cuando el lector no quiere que su homenaje personal alimente ese otro reconocimiento oficial, que no es tanto un reconocimiento del público lector (¡ojalá lo fuese!) cuanto del poder público, que muchas veces rebaña el prestigio de los escritores a los que premia.
Esto es lo que puede haber ocurrido en el caso de Enrique Cerdán Tato, quien, para más abundamiento, es también un referente político y ciudadano. Se equivocaría el autor, desde luego, si malbaratara su talento narrativo por entretenerse demasiado en recoger aplausos bien merecidos. Pero se equivocarían más los lectores si olvidaran que al lado de todo ello, o si se quiere a pesar de todo ello, existe el escritor y, sobre todo, existe su literatura, cuyo alto valor artístico soporta sin temblar todas las reservas y aun todos los premios que quieran concedérsele.
Si de literatura hablamos, nada debería impedirnos prestar atención a la que considero una fuente de goce estético y una lección de acabado dominio: la novela » Sombras nada más, «ahora reeditada por Aguaclara, que en su primera aparición en 1984 consiguiera el Premio de la Crítica de la Comunidad Valenciana. Dicho sin ambages: se trata, si no me equivoco, de una obra plena, literariamente descollante….»» Seguir leyendo

bellea-y-tato.jpg

Enrique Cerdán Tato leyendo el Pregón de Fiestas de las Hogueras de San Juan en el balcón del Ayuntamiento de Alicante junto a la Bellea del Foc y la Bellea infantil.


ENRIQUE CERDAN TATO en la BIBLIOTECA VIRTUAL MIGUEL DE CERVANTES

La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes lo incluye en la Biblioteca de Autor y dedica una web a nuestro narrador Enrique Cerdán Tato.

Esta ciberpágina ofrece un amplio catálogo de materiales biográficos y bibliográficos, así como una selección de imágenes de los principales momentos de la vida del escritor. Se recogen recortes de prensa, artículos, reseñas, citas y enlaces de interés que completan una visión general del novelista, periodista y crítico alicantino. Lo que distingue esta Biblioteca de Autor es su carga de materiales gráficos que ilustran el largo recorrido de Cerdán Tato, sobre todo en su faceta periodística.

Por el conjunto de su obra, de la que esta página brinda una importante y selecta muestra, un jurado, a propuesta de universidades, centros académicos, instituciones, colegios profesionales y asociaciones intelectuales, concedió al autor de Sombras nada más el Premio de las Letras de la Comunidad Valenciana en 1991. En 2003 fue la Unión de Periodistas Valencianos la que lo distinguió con el Premio Libertad de Expresión.