Inicio > Alicante > Mueren por querer beber y no pasa nada

Mueren por querer beber y no pasa nada

Viernes, abril 18, 2008 Deja un comentario Go to comments

Aunque este no fuera el caso, creo que los mismos delitos tienen trato deferencial- en lenguaje de la calle, echar la vista larga para otro lado y llegado el caso unos cuantos millones y asunto resuelto o casi por los atenuantes- para unos, y “dura cárcel e incluso “sospecha” de no arrepentimiento aún cumplida la condena, para otros. El cambio oscila entre la “demonización” a la “comprensión”. Si esto es erróneo admito explicaciones y cambio de opinión.

A raíz del parón que ha dado el Tribunal Constitucional a la Comunidad Valenciana, que pretendía anclar los derechos de la mujer a códigos antiguos en los que no se prima ni su ventaja ni su igualdad …. me pregunto, ¿ los animales tienen derechos Forales basados en las costumbres del uso del agua?

Más de 300 corzos se ahogan cada año en un canal de Iberdrola

Mª ROSA PRIEGO. 18.04.2008 – 06:39h

  • De trata de una instalación de la empresa eléctrica al norte de Palencia.
  • Van a beber, saltan las vallas y mueren al no poder salvar la inclinación de la pared.

Más de 300 corzos mueren al año ahogados en un canal de Iberdrola que se encuentra en la zona norte de la provincia de Palencia.

Según fuentes consultadas por 20minutos, el problema radica en que las vallas que rodean la instalación son muy bajas, los animales las saltan y cuando caen al agua no tienen ninguna posibilidad de salir, por lo que mueren agotados.

Jabalíes, venados, lobos y perros

Además de los corzos, en el canal pierden la vida jabalíes, venados, algún lobo y perros. En sus intentos por salvarse, los animales sufren una cruel agonía, ya que tratan de subir por los lados inclinados del canal y se rasgan las patas.

La instalación, que se emplea tanto para el riego como para la producción de energía eléctrica, se encuentra situada junto al pantano de Compuerto, en Velilla del Río Carrión, y transcurre hacia el sur de la provincia, pasando por las localidades de Villalba de Guardo y Acera de la Vega, separadas entre sí por 16 kilómetros, donde tienen lugar estos accidentes.

Los cadáveres de los animales son sacados del canal y guardados en cubos de basura.

Medidas insuficientes

Los hechos se suceden desde hace varios años. Iberdrola conoce la situación y al parecer subió hace dos años la altura de las vallas protectoras, aunque la medida todavía resulta insuficiente porque siguen cayendo animales, y algunos cuerpos son arrastrados por la corriente. Además, hay zonas del canal que no están suficientemente protegidas.

Esta situación se ha denunciado desde varias instancias, aunque por el momento no se han adoptado más medidas de protección.

Artículos relacionados

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: